922 282 355
Pages Menu
TwitterFacebook
Menu

Publicado el Oct 7, 2015 en Consejos |

Los baños para minusválidos ¡Un alternativa muy eficiente!

Los baños para minusválidos ¡Un alternativa muy eficiente!

Para hacer más accesibles las duchas para discapacitados es necesario empezar desde el diseño, se entiende por discapacitados todas aquellas  personas que necesitan de accesorios para poder movilizarse como una silla de ruedas, bastones, los baños necesitan un espacio más amplio para que las sillas de rueda puedan moverse en las diferentes direcciones y acceder a todos los accesorios, por lo demás todo es igual como diseñar cualquier baño, material, color y forma.

Es importante tener en cuenta algunas consideraciones para diseñar el baño para discapacitados o reformar un baño ya existente, una de ellas y la más importante es que debe haber una distancia adecuada en la entrada y para el giro de la silla de ruedas, las puertas correderas es la mejor opción, facilita la apertura sin la necesidad de tener que mover la silla, si bien es cierto que en todos los baños se usan materiales antideslizantes, en los baños para discapacitados es vital, así se pueden evitar dificultad a la hora de moverse por todo el baño o evitar caídas y si se produjeran que no haya movimiento o desplazamiento.

Los accesorios son tan importantes como los materiales de las que se reviste el baño, estos aportan comodidad y una gran ayuda para que la persona discapacitada tenga más independencia y poder asearse solos o para que las personas que lo atienden tengan una ayuda a la hora de mover a la persona, estos accesorios deben estar junto a todos los artefactos sanitarios, tienen que ser fijas, las hay para atornillar y las que vienen con un pegamento especial, de esa manera no se agujerea la pared.

baños para minusválidosAl diseñar un baño exclusivamente para personas con problemas de movilidad hay que pensar en que el mobiliario debe estar adaptado a esa persona, por ejemplo hay que tener en cuenta la altura de los sanitarios, el lavabo no puede tener la altura convencional ya que de esa manera la persona que está en una silla de ruedas no puede llegar cómodamente al fondo del mueble en donde está el grifo, esta premisa también se rige para el inodoro, debe estar a cincuenta centímetros desde el nivel del suelo, si va a comprar uno recuerde esta medida, pero si va adaptar una que ya tiene se deberá colocar una plataforma que tenga la forma del asiento del inodoro.

Los accesorios como jabonera, toallero, donde se coloca el papel higiénico  o en donde se coloca las cosas que se utilizan en la ducha no pueden superar la altura de un metro con veinte centímetros, de lo que se trata es de poder ofrecer a la persona toda la comodidad posible, que no tenga que hacer tanto esfuerzo físico para asearse y que esa momento sea un momento placentero y no un verdadero agobio.

Aunque existen lavabos muy bonitos con pedestal o con mueble donde poder guardar cosas, en los baños para minusválidos el lavabo debe ir solo sujeto a la pared sin ningún apoyo al suelo, a una altura de ochenta centímetros, le será más cómodo, no tendrá nada que le limite la aproximación de la silla de ruedas al lavabo hasta su borde, eso  no significa que no se puedan encontrar lavabos de diseños.

La comodidad en estos baños está en los pequeños detalles, es el caso de la grifería, existe un gran abanico de modelos, diseños, materiales, etc. de griferías, pero las más indicadas para esta clase de baño pueden ser del tipo palanca o a presión, las griferías que implican girar las muñecas son las que se deben evitar, son más incomodas, las ideales son las que se activan solo con el movimiento pero ya estamos hablando de griferías de alta gama, las cuales no todos podemos permitirnos, pero es una opción. En resumen, se pueden crear baños espectaculares, con accesorios y sanitarios de diseño pero cien por cien funcionables para personas especiales.

Artículo patrocinado por la empresa de fontanería – Desatascostenerife.es