922 282 355
Pages Menu
TwitterFacebook
Menu

Publicado el Jun 13, 2017 en Consejos |

Acondicionamiento de baños para personas con minusvalía

Acondicionamiento de baños para personas con minusvalía

El baño junto con las habitaciones son los lugares más vitales de los hogares al permitir cierto grado de privacidad, pero si tenemos un familiar con alguna discapacidad, es necesario realizar un acondicionamiento en el cuarto de baño que les permita realizar sus necesidades fisiológicas y afrontar cualquier eventualidad que se pueda presentar en la convivencia con personas mayores o que hayan sufrido algún tipo de percance.

¿Cómo debemos acondicionar un cuarto de baño para personas de la tercera edad y personas minusválidas?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el acceso al baño no tenga ningún tipo de complicaciones tanto para su uso, bien sea en solitario o si necesita algún acompañante que pueda ayudarle a hacer uso del baño, como si se llegase a presentar alguna emergencia y poder solventar rápidamente.

    • Pisos antideslizantes: Preferiblemente se debe optar por una con textura rugosa, pueden abarcar toda la superficie del cuarto de baño o solo estar presente en la entrada del baño, dentro de la ducha y cerca de la taza del inodoro.
    • Puertas corredizas: Aparte de ahorrar mucho espacio que es necesario en caso de alguna emergencia, facilita el acceso a personas que se desplacen con muletas, andaderas o sillas de ruedas. Algunas puertas corredizas vienen con barras de apoyo ideales para personas con movilidad reducida.
    • Barras de apoyo: junto con las anteriores, esta es una de las opciones imprescindibles que debe poseer cualquier cuarto de baño porque facilitan mucho el acceso al mismo. Es recomendable instalarlas dentro de la ducha, cerca del lavabo y junto al inodoro.

baños para personas con minusvalíaEn caso de que algún familiar se desplace permanentemente en silla de ruedas, es conveniente realizar acondicionamientos un poco más elaborados en el cuarto de baño para simplificar su acceso y uso.

  • Ducha a ras del suelo: son platós empotrables realizados en cuarzo con alturas comprendidas entre 3 a 5 centímetros del suelo. También existe la variedad que aprovechan el suelo original de la ducha al que se les añade una canaleta para el flujo del agua. Se puede contratar a un especialista para que fabrique una o adquirir un kit prefabricado en una tienda especializada.
  • Asiento de ducha: Se puede utilizar una silla de plástico resistente o empotrar una silla plegable en una de las paredes de la ducha.
  • Inodoro regulable en altura: Estos inodoros tiene la particularidad de que pueden ser utilizado tanto por personas con movilidad reducida como por personas con movilidad plena, más el añadido de que es perfecto para niños que están aprendiendo a usar el inodoro.