922 282 355
Pages Menu
TwitterFacebook
Menu

Publicado el Oct 22, 2015 en Consejos |

Sistema de riego automático: Un Jardín bien cuidado

Sistema de riego automático: Un Jardín bien cuidado

Para tener y disfrutar de un jardín verde y bien cuidado durante todo el año, la mejor opción es contar con un sistema de riego automático, que a comparación del riego manual, te permite ahorrar en tiempo, en el consumo de agua, en regar más eficazmente cubriendo toda el área, para conseguir esta efectividad es importante dedicarle un tiempo a la organización y al diseño del sistema de riego.

Un sistema de riego automático es el riego de las plantas usando la tecnología, puede ser un sistema de aspersión que se suele usar para regar espacios amplios de jardín o de goteo que se utiliza para el riego de hectáreas de cultivos, lo bueno de estos sistemas es que se puede enviar el agua en el lugar que se necesite no siendo un problema la distancia, la cantidad que se necesita y la frecuencia sin tener el problema de los horarios,

sistema de riego automáticoPara diseñar  un buen sistema de riego primero hay que seguir ciertos pasos, lo primero es dibujar un plano de la planta del jardín en una hoja cuadriculada, escoger los difusores los aspersores correctos, para esto deberás tener en cuenta la superficie a regar, debes comprobar la presión y el caudal con la que cuenta tu hogar, de tener una presión baja, hay forma de solucionarlo, así que eso no es un problema del que te deba preocupar y lo más importante hay que dividir el sistema en circuitos independientes, tantos como haga falta.

El primer paso es dibujar la parcela, hay que tomar todas las medidas minuciosamente, de todo el exterior de la vivienda, el plano debe reflejar la ubicación de la vivienda con respecto al terreno, la zona verde que es el jardín, lo que se va a regar, las zonas de transito como las aceras, escaleras si las hubiera, el patio o terraza en donde se celebran las comidas al aire libre; es decir todos los rincones que tenga el terreno, ten en cuenta también si hay voladizos, como techos, pérgola, etc. es importante la altura de estas cosas, más adelante se detallará el porqué.

El segundo paso es seleccionar los difusores y los aspersores, para elegirla es necesario tener en cuenta la capacidad de alcance y el caudal que tiene cada emisor, por lo que dependiendo del tamaño del terreno y de lo anterior mencionado se sabrá la cantidad de emisores que se necesitará, la clave es saber que los emisores deben solaparse entre sí para conseguir una cobertura más uniforme, la clave para saber la cantidad de emisores se van a necesitar es sabiendo su radio de alcance, por lo general esta información viene indicado en la caja.

Existen dos tipos de emisores, el difusor que se caracteriza por tener un riego fijo, como mucho se puede regular el ángulo, ideal para zonas con poca profundidad como por ejemplo jardines pequeños y el segundo son los aspersores, especiales para espacios amplios, llegan a tener un radio de veinte metros.

La presión y el caudal del que dispone tu hogar es otro de los puntos a tener en cuenta; la presión se puede medir colocando un manómetro en la toma de agua que designarás para el riego o puedes consultarle a tu compañía de agua este dato; en cuanto al caudal, este dato lo encuentras en el recibo del agua.

Por último, para la distribución y sectorización del circuito es aconsejable que se divida en varios sectores independientes, a no ser que solo tengas un jardín muy pequeño, cada sector contará con una tubería independiente, así tendrán autonomía, estos sectores deberán estar controlados por una electroválvula y un programador, de esa forma el riego de toda el área será pareja, el sistema de riego es una buena alternativa en todos los aspectos así que no dudes en contar con una en tu jardín.

Artículo redactado por la empresa Desatascostenerife.es ¡Llámanos al 922282355! Estamos a su disposición las 24 horas del día ¡Todo el año!